¿Cómo lucir una cara radiante estas Navidades?

No hay Navidad que se precie sin su típica foto familiar. Una oportunidad de guardar para el recuerdo una instantánea de todos juntos, una de esas fotos que con los años siempre volvemos a mirar para ver cuánto hemos cambiado.

Así que si quieres salir perfecta y que tu cara solo refleje la alegría del momento, y no tanto el paso de los años sigue leyendo… 

La importancia de cuidar tu rostro en las fiestas navideñas

Todo el año cuidándonos por dentro y por fuera, y llegan épocas, como la Navidad o el verano, en las que de repente parece que nos olvidamos de todo y empezamos a hacer excepciones. Además, la Navidad puede ser una época estresante; muchos compromisos en pocos días, comemos más y un poco peor y vamos deprisa a todos lados con la sensación de que nos falta tiempo para todo.

Con los días, los excesos pasan factura a nuestro rostro, que suele reflejar el cansancio y los malos hábitos con ojos hinchados, un tono de piel más apagado o incluso algún brote de acné con los días. 

Seguir unos sencillos consejos en nuestra rutina facial de Navidades nos puede ayudar a evitar que nuestro rostro pague las consecuencias:

  • Respeta tu descanso. Ya se sabe que mientras dormimos se produce el mayor proceso de regeneración de nuestra piel y que un buen descanso resulta reparador y muy saludable. Entre tantos compromisos guárdate un día para disfrutar sin planes, prisas ni horarios para ti o con los tuyos.
  • Caprichos con moderación. Los azúcares son enemigos del envejecimiento de la piel y afectan directamente a nuestro colágeno. Frutos secos al natural y chocolate al 85% pueden ser una gran opción dulce.
  • Introduce más verduras en tu menú navideño. Sustituye acompañamientos y picoteos por alternativas más veggies, como verduras asadas o hummus. Sus propiedades antiinflamatrios te pueden ayudar estos días a sentirte mejor y a saciarte evitando las grasas.

Rutina facial para sobrevivir a estas Navidades

Sigue mimando tu piel también en Navidad con tu rutina de belleza habitual y añade algún cuidado extra para compensar los excesos ¡tu piel te lo agradecerá! 

  1. Limpieza facial: Es siempre el paso más importante del cuidado de la piel y sobre todo estos días donde solemos maquillarnos un poco más de lo habitual. Practica la doble limpieza combinando un primer paso con la leche limpiadora de almendras que te ayudará a disolver y arrastrar restos de maquillaje, y después el gel desmaquillante de aloe vera, que retirará cualquier resto de impurezas que pueda quedar y dejará tu piel suave e hidratada.
  2. Tonifica el rostro: Te recomendamos usar nuestro tónico de agua de rosas que calma, suaviza y reconforta tu piel y gracias a su dosificador en spray es muy fácil de aplicar. Deja que su delicada fragancia te envuelva mientras te relajas… seguro que en estos días lo necesitas un poco más de lo habitual.
  3. Hidratar y reparar la piel: Con la piel limpia y seca aplica siempre una buena crema facial adaptada a las necesidades de tu piel.  Recuerda que por el día tu piel sobre todo necesita hidratación y protección y por la noche que le aportes un cuidado más nutritivo que le ayude a repararse.
  4. Aplica un plan de choque: Por último dale un extra de energía a tu piel con el plan boost de ampollas faciales. Un pack especial que combina el poder de la vitamina C, el ácido hialurónico, los AHA’s y el retinol en fórmulas naturales aptas incluso para las pieles sensibles. Un plan de 10 días para usar mañana y noche que renuevan tu piel cuando más lo necesita.

Y para terminar, el mejor consejo que podemos darte para lucir una cara radiante estas Navidades es disfrutar de tus seres queridos. Abraza fuerte, sonríe mucho y atesora estos momentos, porque si el rostro es el espejo del alma llevar un corazón contento es la mejor manera de vernos espléndidos.