Aceites corporales

Los aceites corporales son un gran aliado para mantener tu piel en perfectas condiciones, equilibrarla y reforzar la función barrera. 

Aceites para el cuerpo de uso diario que hidratan y nutren la piel, y le aportan una agradable sensación de suavidad con ligeros toques perfumados.

Aceites naturales para el cuerpo

Oliva, almendras dulces… nuestros aceites son el fruto de los tesoros naturales que nos regala el mediterráneo y están compuestos de ingredientes naturales que respetan tu piel y ayudan a nutrirla en profundidad.

Los aceites corporales naturales de Armonía están formulados con aceites tradicionales reparadores y entre su composición puedes encontrar ingredientes procedentes de la agricultura ecológica como el aceite de sésamo y el de argán.

Son aceites vegetales, obtenidos mediante la presión en frío de las semillas de sus ingredientes y que a diferencia de los aceites esenciales, tienen una mejor respuesta cutánea. Son veganos y sin siliconas.

Descubre los beneficios del aceite en tu piel

En nuestra piel encontramos grasa presente de forma natural. Es la respuesta que ofrece nuestro cuerpo para combatir las agresiones externas como el frío en invierno o la falta hidratación en verano.

Además, usar aceites para hidratar la piel ayuda a difuminar estrías, cicatrices e incluso, en algunos casos, a disminuir el aspecto de la celulitis. Los aceites alisan y mejoran la luminosidad de la piel y gracias a su perfume nos aportan una agradable sensación de confort que nos ayuda a relajarnos.

Los aceites para la piel pueden suponer un poco más de trabajo a la hora de aplicárnoslos, ya que es necesario masajearlos bien, pero esto a la larga favorece al aspecto de la piel, a mejorar la circulación y a que los activos penetren mejor.

Hidratante corporal

Hidratantes corporales en diferentes texturas, elaborados con productos de origen natural, sin parabenos, para conseguir una piel nutrida.

HIDRATANTE CORPORAL

Champús sin parabenos

Champús libres de parabenos y siliconas, veganos y cruetly free. Formulados con bases lavantes suaves e ingredientes naturales.

CHAMPÚS SIN PARABENOS

Cosmética infantil

Productos para el cuidado del bebé, ecológicos y testados dermatológicamente.

COSMÉTICA INFANTIL

Aceites faciales

Aceites ligeros de tacto seco y alta extensibilidad, que se absorben rápida y fácilmente dejando la piel suave y sedosa.

ACEITES FACIALES

Aceites reafirmantes e hidratantes

Al igual que la piel del rostro es importante mantener la piel del cuerpo bien nutrida e hidratada, ya que este sencillo gesto nos ayudará a mantenerla más firme y joven.

Muchas veces el efecto de las cremas anticelulíticas o reafirmantes que encontramos en el mercado obtienen buena parte de sus resultados, más allá de sus activos específicos que también son efectivos, en la constancia que nosotras ponemos en su aplicación.

Si quieres que tu piel luzca más bonita y con un aspecto más firme nuestro primer consejo es que la mimes y la hidrates cada día, y para ello los aceites corporales son un gran aliado. 

aceite corporal
aceite corporal

Aceites corporales secos y aceites para masaje

A la hora de elegir un aceite corporal debemos tener muy en cuenta para qué lo queremos y las sensaciones que nos gustan en nuestra piel. No es lo mismo un aceite de belleza al que seguramente le pidamos una textura seca y una rápida absorción que un aceite de masaje, más graso y que necesitamos que se deslice fácilmente sobre la piel.

En la gama de aceites corporales de Armonía puedes encontrar dos tipos:

Aceites del mediterráneo, son aceites secos de tacto no graso, de rápida absorción y te ofrecen un acabado suave y sin brillos excesivos. Este aceite seco corporal es perfecto para dar un toque satinado a tu piel y dejarte envolver por su suave perfume con elegantes notas frutales, ácidas y frescas. Lo puedes encontrar en dos acabados distintos, con y sin micro-partículas doradas.

Nuestro aceite hidratante corporal de almendras dulces, es perfecto para masajes y para nutrir en profundidad la piel después de la ducha o antes de irte a dormir. Ayuda a regenerar la piel dejándola suave y reparada.