Exfolia la piel de tu cuerpo

¿En qué consiste la exfoliación en la piel?

Si vais a tomar el sol y queréis lucir un bronceado uniforme y brillante, os recomendamos preparar la piel con antelación, para ello te recomendamos exfoliar tu piel.

La exfoliación es uno de los rituales más importantes antes de exponerse al sol. La exfoliación consiste en eliminar las células muertas y las impurezas acumuladas en la epidermis como los temidos granitos en la espalda o en los brazos si eres constante conseguirás que los productos que apliques posteriormente como cremas, lociones, anticelulíticos o reafirmantes, penetren y actúen mejor.

Beneficios de una buena exfoliación para la piel

1) Eliminar la suciedad y células muertas que acumulamos en la piel. Así evitaremos las posibles manchas que pueden aparecer tras la exposición al sol.
2) Regular el exceso de producción de grasa, con un exfoliante eliminaremos granos en espalda, brazos…
3) Activar la circulación, para regenerar células nuevas para obtener un aspecto más joven y saludable.
4) Conseguir una piel más suave y fuerte aportándole elasticidad.
5) Ayudar a que posibles marcas y cicatrices de la piel se disimulen.

Productos para exfoliar tu piel

¡No olvidéis elegir un buen producto exfoliante! En Armonía te recomendamos la mascarilla exfoliante natural de melisa y melocotón, que suaviza y elimina impureza. La melisa ejerce un efecto positivo sobre el exceso de grasa y los gránulos del hueso del melocotón actúan como arrastre eliminando las impurezas de la piel.

Lo ideal es hacerlo una o dos veces por semana, puedes hacerlo durante la ducha con un ligero masaje en todo el cuerpo insistiendo sobre todo en codos, rodillas o talones y después aclarar con agua.

Además, también puede interesarte hacerte con un exfoliante facial para pieles grasas con el fin de exfoliar de forma más adecuada la piel del rostro.

 

Exfoliación natural con guante de crin

El guante de crin que seguro muchas ya conocéis, es una manopla hecha con esparto que se utiliza para exfoliar manualmente la epidermis gracias al poder de los filamentos del crin que rascan la piel y eliminan las células muertas. Los usos y rituales de belleza con el guante de crin son muy variados.

La mayoría de las mujeres lo utilizan 2 o 3 veces por semana en la ducha mojada y enjabonada, alternando su uso con el de la esponja natural.

Hay quienes la utilizan en seco, antes de la ducha y dicen que les resulta muy efectivo para prevenir la aparición de celulitis. Depende mucho el tipo de piel de cada mujer. Debido a su dureza los guantes no son aptos para todo tipo de piel. Si la piel es sensible, el uso del guante a diaria puede resultar agresivo para la piel. Por eso es muy importante tener en cuenta la calidad del guante.

Gracias al uso continuado del guante de crin, conseguiremos una piel mucho más lisa, limpia y notaremos cómo las cremas faciales o aceites corporales hidratantes que nos aplicamos después se reabsorben más eficazmente. Además tiene efectos de peeling, drenante y reafirmante.

Si aún no tenéis el vuestro, no dudéis en adquirirlo lo antes posible. ¡Funciona!