¿Prestas atención a tu suelo pélvico?

¡Atención!, porque el mensaje no es solo para vosotras que ya habéis sido madres o las que contempláis la posibilidad de serlo, sino para todas las mujeres, en todas las etapas de su vida. Porque, aunque es cierto que el embarazo y el parto afectan de manera directa a esta musculatura, hay otras tantas causas no relacionadas con la gestación que también pueden dañar la zona pélvica, como la menopausia, problemas hormonales, intervenciones quirúrgicas, o deportes de impacto como el running.

Pero, como cualquier otro músculo, estos también se pueden mantener en forma, algo que debemos hacer incluso antes de que se presenten las causas que lo deterioran. Lo mejor de todo es que se consigue con bastante sencillez; no necesitamos emplear mucho tiempo ni grandes esfuerzos físicos, y además, ejercitar esta zona, nos ayuda a mejorar las relaciones sexuales, ¡todo son ventajas!

Por todo esto, parece justo y necesario cuidar y ejercitar el suelo pélvico, para evitar las consecuencias en las que puede derivar un suelo pélvico dañado y que se traducen en incontinencia urinariaprolapsos y disfunciones sexuales, entre otras.

¿La buena noticia? Que la oferta de profesionales para el cuidado del suelo pélvico y programas de ejercicios es cada vez mayor.

Hoy hablamos con Alba Puértolas fisioterapeuta especializada en suelo pélvico y entrenadora de Mamifit Zaragoza. Nos va a ayudar a conocer y cuidar a ese gran desconocido tan importante para nuestro bienestar físico y emocional.

¿Cómo fortalecer el suelo pélvico?

¿Quieres saber todo sobre tu suelo pélvico y cómo fortalecerlo? ¡Dale al play!

 

Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico

Te contamos cuatro sencillos ejercicios que te ayudarán a trabajar la musculatura del suelo pélvico:

  1. De pie, mover la cadera como si fuera un péndulo, hacia adelante y atrás.
  2. Sentada sobre una pelota de fitness con las manos bajo la cadera, realizar movimientos laterales que nos hagan ir alternando nuestro peso de un lado hacia otro.
  3. Sin cambiar de postura sobre la pelota, juntamos los pies y contrayendo la pared abdominal se separan y juntan las rodillas, activando así la musculatura del suelo pélvico.
  4. Tumbada sobre la pelota tomamos aire y contraemos la musculatura abdominal mientras acercamos las rodillas, activando así la musculatura del suelo pélvico.

Ten constancia, conciencia y paciencia con tu suelo pélvico, ¡no te arrepentirás!

Sabías que…Muchos de los ejercicios del yoga y el pilates están orientados a mejorar el suelo pélvico, así como la gimnasia hipopresiva o, simplemente, cuidar nuestra postura al caminar. Ir erguidas ayuda al fortalecimiento de los órganos pélvicos.

Productos para el cuidado de la higiene íntima

Recuerda que, además de cuidar tu suelo pélvico, tienes que cuidar tu higiene íntima con el gel intimo natural adecuado. ¿Tienes poco tiempo ahora que eres mamá? Estos productos apenas te robarán tiempo y te ayudarán a cuidarte.

Además, también tienes la opción de adquirir estos productos en formato de pack ahorro. ¡Aprovéchalo!