Cuidado del contorno de ojos

En la zona de los ojos podemos encontrar arrugas, consecuencia del movimiento constante de las contracciones musculares; pérdida de firmeza que se produce cuando las fibras de colágeno y elastina empiezan a escasear; las ojeras y, por último, las bolsas.

Además, las bolsas y las ojeras tienen una causa común: no estás durmiendo todo lo que deberías. Eso hace que la zona de debajo de tus ojos amanezca hinchada y congestionada. Por eso, si no quieres que el cansancio y los nervios pasen factura a tu mirada, procura siempre descansar las ocho horas recomendadas.

Nuestro consejo es que mantengas dos aspectos bajo control: la hidratación y la descongestión. Busca un producto que contenga ingredientes que proporcionen elasticidad e hidratación. Contorno de ojos y labios

Aplica el contorno de ojos por la mañana y/o por la noche, sobre la piel limpia, aplicándolo con toquecitos suaves con el dedo anular o corazón.

Bajar un par de grados la temperatura de nuestros párpados es la mejor solución para lucir una mirada limpia, descongestionada y muy luminosa. ¿Un truquito? Guarda en la nevera tu contorno de ojos favorito.

 

¡Ah! No queremos acabar este post sin recordarte que prestes atención a tus labios, porque,  igual que la piel del contorno de los ojos, también pierde elastina y colágeno, envejeciendo y volviéndose más finos con el tiempo. Pero si los cuidamos, el contorno seguirá perfilado durante más tiempo. Sácale el máximo partido a tu contorno de ojos y no olvides aplicártelo alrededor de los labios para perfeccionar y proteger esta delicada zona. Haznos caso, notarás la diferencia.

¿Cuál es tu contorno de ojos favorito de Armonía? Cuéntanoslo en comentarios y ¡síguenos en nuestras redes sociales!