¿Quieres conseguir un pelazo bonito y sano? Comienza por cuidar tu cuero cabelludo. Si todavía no lo haces, ¡toma nota!

Publicado en: ene 22, 2019 | Autor: Armonía Cosmética Natural | Categorías: Capilar

¿Por qué es tan importante el cuero cabelludo? En su interior se encuentran los folículos pilosos y mantenerlo saludable es sinónimo de un cabello mucho más fuerte y brillante.

Igual que la piel, el cuero cabelludo está cubierto por una capa protectora. Las agresiones externas pueden dañarla y deteriorarla y consecuentemente queda desprotegido. Cuando esto ocurre el cuero cabelludo se irrita y reacciona con picores, rojeces, caspa y sensación de tirantez, así que atenta, si notas estos síntomas, es posible que tu cuero cabelludo te esté dando un toque de atención.

¿Quieres conseguir un pelazo bonito y sano? Comienza por cuidar tu cuero cabelludo. Si todavía no lo haces, ¡toma nota!

¿Cúales son las causas?

La contaminación, el clima, las coloraciones frecuentes, el uso de champús y/o acondicionadores inadecuados en tu rutina diaria, el estrés o las hormonas son los factores más frecuentes que pueden originar estos daños capilares.

Tranquila, lo bueno es que la mayoría de los problemas relacionados con el cuero cabelludo pueden resolverse de forma sencilla. Toma nota de estos consejos y presume de melena.

Estas son algunas reglas básicas para tu cuidado capilar:

  • El champú es la clave. Al igual que hacemos para elegir nuestra crema facial según el estado de la piel, busca el champú más adecuado para tu tipo de pelo.
  • Si sospechas que tienes el cuero cabelludo sensible lo mejor es que apuestes por champús y mascarillas libres de sulfatos y siliconas. Los sulfatos son los detergentes que producen la espuma y pueden ser agresivos con el cabello, mientras que las siliconas se acumulan en la superficie del cuero cabelludo, obstruyendo los folículos. Recuerda… ¡Un champú no necesita hacer mucha espuma para ser eficaz!
  • Olvídate de usar las uñas para conseguir espuma, es preferible utilizar las yemas de los dedos y acabar el lavado con agua fría que, aparte de aportar brillo, activa la circulación sanguínea del cuero cabelludo.
  • Evita el exceso de producto. No te excedas en la cantidad de champú, ya que pueden asfixiar el folículo piloso.
  • Aplica productos naturales. Busca ingredientes como la ortiga y el árbol de té, con efecto astringente y antibacteriano. El ginseng, que estimula la microcirculación, el romero, que aporta vitaminas y oligoelementos y permite la oxigenación, y la cebolla, que ayuda con los problemas producidos por hongos (caspa o grasa) y también evita la caída, ya que es un antiséptico natural.
  • Cuidado con los tintes que utilizas. Si usas tintes con amoniaco tienes más posibilidades de una reacción alérgica. Intenta elegir tintes más respetuosos con el pelo.
  • Utiliza mascarillas. Son excelentes para nutrir tu cabello pero también el cuero cabelludo. Aplícala una vez por semana.
  • Los cepillos de plástico y metal pueden irritar el cuero cabelludo. Utiliza cepillos de cerdas naturales, son más adecuados para el cabello y el cuero cabelludo.
  • Evita el secador, planchas y tenacillas durante un tiempo si notas irritaciones, caspa y tirantez. Estos aparatos desprenden mucho calor y no harán más que resecar más aún tu cuero cabelludo.
  • Un truquito más; aplica la Mascarilla capilar de Tepezcohuite suavemente desde el cuero cabelludo hasta las puntas y para aumentar su efecto, envuelve la cabeza en una toalla mientras la dejas actuar durante 10 minutos ¡verás que cambio!

¿Sabías que los masajes capilares contribuyen a incrementar la irrigación de sangre en el cuero cabelludo? 

Nutre y oxigena los folículos pilosos fortaleciendo de esta manera el cabello.
Te enseñamos tres sencillos masajes relajantes que puedes hacer antes de dormir. Ponte cómoda y ¡disfruta!

  • Masaje 1: Pasa tus manos por el cabello desde delante hacia atrás. Usa las yemas de tus dedos para pasar por el cabello en línea recta. Ejerce una presión saludable, no presiones al punto de sentir dolor o molestias.
  • Masaje 2: Realiza movimientos circulares de delante hacia atrás. Utiliza las yemas de los dedos para hacer círculos pequeños a medida que pasas por el cuero cabelludo. Mantén la misma presión suave pero constante.
  • Masaje 3: Ahora es momento de masajear los costados del cuero cabelludo. Repite los movimientos circulares en ambos costados de delante hacia atrás.

Recuerda que un cuero cabelludo cuidado y sano es sinónimo de ¡pelazo!

Comentarios (0)

No comment

Añadir un comentario

Tiene que iniciar sesión para añadir comentarios.

Visto recientemente

No hay productos

Menú

Top