Buen sueño, piel sana

Publicado en: nov 29, 2018 | Autor: Armonía Cosmética Natural | Categorías: Salud
Por qué tener un sueño reparador es lo que tu piel necesita ¿Quién no ha comprobado en algún momento cómo una mala noche se refleja en el aspecto de nuestro rostro? Nos levantamos con ojeras, la piel apagada y los ojos hinchados. Además la falta de sueño tiene consecuencias que van mucho más allá del simple cansancio, a largo plazo nos expone a un envejecimiento cutáneo prematuro. Te vamos a contar por qué es tan importante tener un sueño de calidad y cómo podemos ¡dormir a pierna suelta!
Buen sueño, piel sana
 ¿Sabes cómo afecta la falta de sueño a nuestra piel? Toma nota:

1. Empeora las afecciones ya existentes. Aumenta la respuesta inflamatoria que se  manifiesta con un incremento de brotes de acné y sensibilidad en la piel.

2. Genera una degradación del colágeno y el ácido hialurónico, que son las moléculas encargadas que dan a la piel su brillo y elasticidad.

3. Mientras duermes la hidratación del cuerpo se reequilibra. La piel es capaz de recuperar la humedad, la falta de sueño interrumpe este proceso lo que produce resequedad en piel.

4. Durante el sueño profundo las células dañadas se reparan. Si no dormimos profundamente esto no ocurre, lo que provoca que las células se acumulen y generen arrugas.

¿Te has preguntado qué te impide dormir como mereces?

Además de la carga que supone el estrés cotidiano, otro factor que dificulta conseguir el ansiado sueño reparador es el exceso de exposición a la pantalla del móvil. Las luces y las pantallas retrasan la producción de melatonina, la hormona del sueño hasta tres horas. Si dejas el teléfono en la habitación, el cerebro no se apaga por completo y esto impedirá disfrutar de un descanso óptimo.

Destierra el móvil de tu cuarto para evitar la tentación de echar un ojo a media noche. Y si tu excusa es que necesitas tenerlo pegadito a la almohada para despertarte, la solución es volver al despertador tradicional de toda la vida, que además le dará un toque “kitsch” a tu dormitorio.

Trata de convertir la habitación en tu refugio, no realices tareas que impliquen actividad mental en la cama y busca una temperatura adecuada, los expertos estiman que nuestra cama debe estar entre los 18 y los 24 grados.

Si estás pasando una de esas rachas que el sueño se resiste, a continuación te proponemos un ritual para soñar de la manera más natural:

La inducción al sueño es fundamental, así que realizar un ritual que nos lo facilite resulta imprescindible.

Éste es nuestro ranking de los activos naturales más relajantes:

Comencemos con una infusión, cuando las hierbas se ponen en contacto con agua caliente o se dejan inmersas unos minutos, sus principios activos relajantes son extraídos de las hierbas y se obtiene un líquido con propiedades relajantes.

Nuestras favoritas:

  • La infusión de Melisa, es una bebida sedante de sabor semejante a la menta, con cierto gusto a limón. Actúa “engañando” a los receptores neuronales para que induzcan la sedación. 
  • La infusión de las flores de Manzanilla es conocida por inducir una sensación de relajación cuando se bebe. El té de manzanilla también relaja los trastornos gastrointestinales y digestivos causados por estrés.
  • La infusión de hierba Valeriana, ya Hipócrates hablaba de las virtudes sedantes de esta hierba. La raíz de valeriana ha sido utilizada por muchas culturas para tratar el insomnio, el colon irritable, los estados de pánico, la excesiva sudoración y la ansiedad.
Sigamos con una ducha templada de agua tibia (sobre todo si has tenido un día para olvidar), relajará tu cuerpo y ayudará a relativizar lo negativo ocurrido durante el día.

Para llamar aún más al sueño, cuando hayan pasado 20 minutos de la ducha hazte un masaje en la nuca, los hombros y el pecho con aceite vegetal de almendra dulce.

También puedes darte un masajito en los pies y si te hace falta un poco de energía extra, aplícate en las plantas aceite de salvia.

Ahora que ya sabes cómo puedes caer plácidamente en los brazos de Morfeo, sólo necesitas seguir estos pasos para amanecer con una piel más hidratada y luminosa:

Por la noche tu piel está en pleno proceso de renovación, y es el mejor momento para aportarle nutrientes y activos.

  • Lávate la cara: nunca te vayas a dormir sin quitarte el maquillaje. Es importante para que tu piel respire.
  • Usa una crema nutritiva: Hidrata de día, nutre de noche. Tu piel absorberá esos nutrientes mientras duermes.
  • Cambia de posición al dormir: dormir de lado o boca abajo puede causar arrugas en la frente y las mejillas. Si duermes boca arriba, tendrás las de ganar. Pero si no te gusta, por lo menos varía de posición para evitar las arrugas en ciertas partes de la cara.

Y ahora sí, buenas noches y ¡dulces sueños!

Comentarios (0)

No comment

Añadir un comentario

Tiene que iniciar sesión para añadir comentarios.

Visto recientemente

No hay productos

Menú

Top